“Un vino es vida, es como una buena película: dura un instante y te deja en la boca un sabor a gloria”. Federico Fellini no se equivocaba en absoluto. El vino es una de las pocas bebidas que despierta el paladar y el olfato llevándonos a otro espacio y tiempo. Es por ello por lo que se convierte en el acompañante perfecto de los mejores platos del mundo. No es casualidad que haya expertos en la materia o miles y miles de marcas. De modo que, creemos que aprender cómo distinguir un buen vino es fundamental si pensamos dedicarnos a la hostelería.

CUMPLIMIENTO LEY DE PROTECCIÓN DE DATOS 2018 RPGD

Responsable: Centros de Formación Certifica, S.L.U.CIF: B87377313
Finalidad: Proporcionar información sobre nuestros servicios.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar, suprimir los datos y otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Política de privacidad y RGPD

Cómo distinguir un buen vino

 

Para distinguir un buen vino no hace falta que seamos especialistas. Sin embargo, podemos afirmar que, aunque para gustos los colores y el paladar, la calidad del vino no puede ser subjetiva. Claro que, el mejor vino para uno es el que más le guste. Pero dejando de lado esto, veamos a continuación las claves que nos dicen cómo distinguir un buen vino gracias a Soy Vinícola. Cómo distinguir un buen vino

 

  • El aroma. Es lo primero que percibimos, después de la vista, claro. Al olerlo, tenemos que percibir qué notas son las que nos llegan. Por lo general, si gusta cómo huele, es sin duda, una buena señal.
  • El balance. En líneas generales, si alguno de estos elementos: alcohol, acidez o dulzura destaca, es que el vino no es muy bueno. Sin embargo, si sentimos los tres por igual, es el correcto. El balance es la clave.
  • Este es el punto más difícil de distinguir. Se trata de la profundidad del sabor, es decir, los distintos niveles de sabor que hay en cada vino. El truco está en que no detectemos un sabor aburrido. Los catadores hacen referencia a esto, cuando hablan de las notas de esta bebida.
  • Este es el punto final para saber cómo distinguir un buen vino. El gusto final que deja después de tomarnos la copa es muy importante. Cuanto más tiempo se quede el sabor y más agradable es el retrogusto, mejor calidad tiene el vino.

Como puedes observar, no hace falta que seas un gran experto para saber distinguir la calidad de un vino, pero sí al menos ser capaz de aplicar alguna de estas claves.

Quizá te pueda interesar también este enlace

Cómo distinguir un buen vino
5 (100%) 6 votes

A %d blogueros les gusta esto: